Eficiencia energética

Puertas de entrada energéticamente eficientes de Groke

Para un balance energético mejorado

El tema de la eficiencia energética continúa cobrando cada vez mayor importancia. Y con razón. Por ello, en el desarrollo de nuestras puertas, apostamos desde hace tiempo por varios niveles de sellado perimetrales. Al fin y al cabo, solo una puerta realmente estanca es capaz de protegerle del frío y del ruido, de reducir los gastos de calefacción en invierno y de facilitar una vivienda energéticamente eficiente mediante una construcción inteligente. Para que pueda solicitar ayudas para la mejora de su balance energético, el banco gubernamental alemán KfW ofrece ayudas económicas para medidas de rehabilitación.


Aislamiento térmico: ¿qué se esconde detrás?

Un cálculo sencillo: un aislamiento térmico elevado se traduce en costes energéticos menores. Por lo general, las leyes exigen un aislamiento térmico elevado. Las puertas de entrada de aluminio Groke con aislamiento térmico presentan un valor Ud bajo. Cuanto menor sea el valor Ud, menor será la pérdida de calor y de energía.

Una puerta de entrada de Groke cuenta de serie con un excelente aislamiento térmico. El uso del sistema de perfiles de triple cámara Groketherm "GT 90" Symphonie y Arcade con aislamiento adicional en la zona separada nos permite satisfacer por completo los requisitos de las ordenanzas en materia de ahorro energético. El valor Ud / la transmitancia térmica de la puerta están compuestos por:

  • Ug = valor de aislamiento térmico para el acristalamiento
  • Up = valor de aislamiento térmico para el panel de la puerta
  • Uf = valor de aislamiento térmico para los perfiles

(Base del cálculo según DIN EN ISO 10077-1. Los valores Ud calculados hacen referencia a
una puerta con panel de aluminio con unas dimensiones de 1100 mm x 2100 mm).

Cámara climática propia

Resistentes al frío y extremadamente resistentes al calor: de las puertas Groke se esperan ambas cualidades. Con razón. Por ese motivo, los materiales utilizados deben resistir temperaturas gélidas y un calor asfixiante en la cámara climática propia de Groke. Los ensayos termográficos alcanzan temperaturas superficiales de -30 °C a +100 °C.

Cámara climática propia en Groke