Accesibilidad

Accesible y apta para personas mayores

Accesible y apta para personas mayores

Al realizar una reforma, las medidas para la eliminación de las barreras arquitectónicas reciben ayudas del presupuesto público. Puede solicitar ayudas económicas al KfW, en particular para adaptar las viviendas de personas mayores e incrementar el confort.


Puerta de entrada sin umbral

Una junta regulable en altura aúna los requisitos de unas puertas de entrada accesibles y aptas para personas mayores con las necesidades de una protección térmica energéticamente eficiente.

Las juntas regulables en altura aseguran que las estructuras sin umbral también puedan conservar el excelente aislamiento térmico de serie procurado por los tres niveles de sellado perimetral. Esta junta sustituye las juntas de perfil utilizadas en las estructuras con umbral en el borde inferior de la puerta. De este modo, el balance energético de la casa continúa siendo bueno, a la vez que se evitan las pérdidas de calor innecesarias en la zona de entrada.

Con una elevación de 13 milímetros, la junta regulable en altura dispone de una compensación automática de altura y nivel gracias a la cual no pueden formarse ranuras entre el panel de la puerta y el suelo. El activador para el descenso de la junta inferior está situado en el lado de las bisagras de la puerta. Gracias al descenso, la junta no resulta dañada al abrir y cerrar la puerta. La entrada conserva la accesibilidad, de modo que las personas mayores o las personas con movilidad reducida puedan entrar y salir de casa con comodidad y de forma segura.

Junta regulable